El Cambio de Nombre

Una de las gestiones que curiosamente, ha sufrido un incremento en nuestras oficinas es la solicitud de cambio de nombre. Normalmente, las personas desean cambiar sus nombres ya que estos no son de su agrado o son objeto de burlas por parte de compañeros de colegio.

Otra razón, es el caso en que el nombre está mal escrito. Aquí, el padre o la madre cometieron algún error ortográfico importante y lo deben solucionar mediante esta gestión judicial, cuando el Servicio de Registro Civil no se puede hacer cargo.

Sin embargo, cada vez son más las situaciones en que las personas desean cambiar su apellido y, esto se debe a lo siguiente: Son personas criadas por una persona que es usualmente el marido o pareja de su madre y que no es su padre biológico. Existen situaciones en que incluso no conocen a su padre biológico, es decir, en la práctica siempre han visto como su padre a la actual pareja o marido de su madre.

En estas situaciones, la persona elige cambiar su apellido paterno, por el de la persona que la crío, quien para efectos prácticos lo considera como su padre. Esta fórmula no cambia la filiación, es decir, en su certificado de nacimiento siempre estará escrito el nombre del padre biológico, solo que no coincidirá con los apellidos de su hija.

Como se puede ver, es sólo un cambio de nombre, que tendrá efectos para terceras personas, pues verán a dos personas con el mismo apellido y supondrán que son padre e hijo o hija, pero en la realidad no lo serán. De hecho, cuando muera la persona que es considerada como padre, no transforma a la "hija" en heredera, ya que para todos los efectos legales sólo cambió su apellido. Si la desea beneficiar, deberá forzosamente otorgar testamento.

Por supuesto, lograr cambiar el apellido por esta última razón es un poco más complejo, ya que no se debe olvidar que es una gestión que se realiza en un tribunal y que requiere de una sentencia judicial.

Si te interesa cambiar tu nombre contáctanos en www.torresynavia.cl


10 vistas0 comentarios

​​​​© 2015 por Torres & Navia. Creado con Wix.com